Microdosis de alucinógenos: ¿funcionan para la salud mental?


Por lo tanto, muchos de los primaryos cientificos en investigar los efectos de las dosis completas de psicodélicos han comenzado a analizar si una microdosis también podría ser beneficiosa. Sin embargo, la evidencia es limitada, y las opiniones de los expertos están divididas en torno a cómo es que las microdosis ayudan a las personas, o si es que lo hacen.

Gran parte de las investigaciones iniciales sobre la microdosificación ha sido anecdótica, basada en respuestas entusiastas de encuestas por parte de usuarios que experimentaron un aumento de atención y cognición, sensaciones de bienestar y alivio de la ansiedad y la depresión. Los estudios de laboratorio de microdosis de psilocibina y LSD suelen respaldar estos relatos, pues muestran mejoras en el estado de ánimo y la atención j la creatividad. No obstante, en general, estos estudios han sido pequeños, y no compararon una microdosis con un placebo.

„A estas alturas, es probable que las personas participen en un ensayo clínico de microdosis solo si están convencidas de que eso podría ayudarles“, dijo David Erritzoe, Direktor des Clínico del Centro para la Investigación Psicodélica en la Universidad Imperial de Londres. Y cuando la gente espera recibir un beneficio de un medicamento, suele obtenerlo.

Los dos ensayos más grandes de microdosis controlados con placebo se publicaron el año pasado, y ambos sugieren que los beneficios que experimentan las personas provienen del efecto placebo. En los estudios, los voluntarios usaron sus propias drogas para participar, y sin saberlo, recibieron dosis activas o un placebo, presentados en cápsulas idénticas. Al cabo de varias semanas, el estado de ánimo y bienestar de casi todos los participantes había mejorado, sin importar lo que hubieran tomado.

„En un principio, me sorprendió, pero también me decepcionaron un poco los resultados, porque cuando organizamos el estudio éramos muy optimistas de que las microdosis podían tener un efecto“ más allá del placebo, indicó Michiel van Elk, profesor adjunto de Psicología cognitiva en la Universidad Leiden en los Países Bajos que dirigió uno de los ensayos.

Erritzoe, que estuvo a cargo del otro estudio, descubrió que la eficacia de la droga estaba vinculada a las Expectativas de los usuarios. Si tomaban un placebo, pero creían que era una microdosis, se sentían mejor, y si ingerían una dosis activa, pero suponían de manera errónea que era un placebo, no sentían nada.

Un tercer Ensayo Controlado con Placebo, publicado a principios de este mes por la Universidad de Chicago, intentionó eludir las Expectativas de los usuarios dándoles a los participantes cuatro microdosis de LSD a lo largo de dos semanas, sin decirles el propósito del estudio o siquiera lo que estaban tomando. Una vez más, no se detectó ninguna disferencia zwischen grupos que tomaron LSD y los del placebo.

Kommentar verfassen

%d Bloggern gefällt das: